marta Puig

¡Me entrevistan!

 

Ayer me publicaron una  entrevista en el Blog de Paisajes Reales. Es un blog que lleva funcionando muchos años en este sector y es uno de los primeros que te encuentras de referencia.

Sandra Donaire, la editora además de paisajista, hace muchas colaboraciones y lleva, casi sin descanso, esta plataforma que da voz al paisajismo y los paisajistas.

 

 

Bueno, pues como ya sabes que yo no doy tregua, en esta entrevista hablo de lo poco que valoramos el paisaje, de los colegios profesionales, de ingenieros y arquitectos, de cómo somos desde dentro, de lo mucho que hay que currar… pero también describe bien mi trayectoria, formación, fuentes de inspiración y mis ideas.

 

La verdad es que le puse muchas ganas.

 

Quiero pensar que todo lo que hacemos -especialmente en nuestra profesión- es para hacer realidad está frase de John Fowles que resume bien lo que al menos a mí me gustaría.

 

“Una ciudad geométrica, lineal, hace gente geométrica, lineal; una ciudad inspirada en un bosque hace seres humanos.”

 

A ver si el Paisajismo encuentra su lugar..

 

 

Entrevista en Paisajes Reales

 

Quizás te pueda gustar

4 Comentarios

  • Mercedes Bellas 18/11/2016  

    Muy importante la entrevista. Enhorabuena lo ves si persistes todo o casi todo se va consiguiendo, sigue así estás en el camino. Un abrazo muy fuerte Merche

    • Marta Puig 19/11/2016  

      Qué ilusión! paso a paso. un besazo, Marta. y muchas gracias por estar ahí.

  • Mario C 18/11/2016  

    Me ha gustado mucho leer la entrevista, y ver tus puntos de vista sobre los distintos temas aboradados.
    Por motivos laborales no comento tanto como antes ni puedo dedicar tanto tiempo a los blogs como antes, pero te sigo “en las sombras” jejeje.

    un saludo y enhorabuena por la entrevista, me ha gustado leerla.

    • Marta Puig 19/11/2016  

      Mario, muchas gracias. Tu sabes bien como funciona esto. Poco a poco, además el blog ya sabemos el tiempo que consume. Como dice Gabino esto es una carrera de fondo sin fondo. Un beso, Marta